OBJETIVOS

I. Agrupar profesionistas de la pedagogía para fomentar el desarrollo científico de nuestro país en esta rama.

II. Realizar la defensa de sus intereses comunes.

III. Fomentar el estudio y difusión de la ciencia pedagógica.

PROPOSITOS

  • Vigilancia del ejercicio profesional con objeto de que éste se realice dentro del más alto plano legal y moral;
  • Promover la expedición de leyes, reglamentos y sus reformas, relativos al ejercicio profesional;
  • Auxiliar a la administración pública con capacidad para promover lo conducente a la moralización de la misma;
  • Denunciar a la Secretaría de Educación Pública o a las autoridades penales, las violaciones a la ley reglamentaria del artículo 5º Constitucional, relativo al ejercicio de las profesiones en el Distrito Federal;
  • Proponer los aranceles profesionales;
  • Servir de árbitro en los conflictos entre profesionales o entre éstos y sus clientes, cuando acuerden someterse los mismos a dicho arbitraje;
  • Fomentar la cultura y las relaciones con los colegios similares del país o extranjeros;
  • Prestar la más amplia colaboración al poder público como cuerpos consultores;
  • Representar a sus miembros o asociados ante la Dirección General de Profesiones;
  • Formular los estatutos del Colegio depositando un ejemplar en la propia dirección;
  • Colaborar en la elaboración de los planes de estudios profesionales;
  • Hacerse representar en los congresos relativos al ejercicio profesional;
  • Formar lista de sus miembros por especialidades para llevar el turno conforme al cual deberá prestarse el servicio social;
  • Anotar anualmente los trabajos desempeñados por los profesionistas en el servicio social;
  • Fomentar listas de peritos profesionales, por especialidades, que serán las únicas que sirvan oficialmente;
  • Velar porque los puestos públicos en que se requieren conocimientos propios de la profesión, estén desempeñados por los técnicos respectivos con título legalmente expedido y debidamente registrado;
  • Expulsar de su seno, por voto de dos terceras partes de sus miembros, a los que ejecuten actos que desprestigien o deshonren a la profesión. Será requisito en todo caso el oír al interesado y darle plena oportunidad de rendir las pruebas que estime conveniente, en la forma que lo determinen los estatutos o reglamentos del Colegio;
  • Establecer y aplicar sanciones contra los profesionales que faltaren al cumplimiento de deberes profesionales, siempre que no se trate de actos y omisiones que deban sancionarse por las autoridades; y
  • Gestionar el registro de los títulos de sus componentes.